lun. Oct 14th, 2019

IIHS comenzará a probar los sistemas de detección de peatones y sistemas automatizados de frenado de emergencia

2 min read

El Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras de Estados Unidos agregará las pruebas a su lista de evaluaciones de seguridad de vehículos.

Más de RuncastTV: ¿Podemos probar el límite de una llanta de respuesto en un Ford Mustang?

Cada vez más coches nuevos se ofrecen con frenado automático. Estos sistemas escanean la carretera en busca de un vehículo detenido o de un peatón que camina hacia el tráfico y en caso de que el conductor no reaccione, puede aplicar los frenos automáticamente para evitar o mitigar una colisión. Está comprobado que los sistemas reducen los choques, pero ¿algunos son más efectivos que otros? El Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras (IIHS por sus siglas en inglés) pronto intentará responder esa pregunta. La organización financiada por la industria de seguros ha anunciado que agregará pruebas de los sistemas a su lista de evaluaciones de seguridad de vehículos nuevos, que actualmente consisten en una serie de pruebas de choque, así como clasificaciones de la capacidad del reposacabezas y de los faros.

Se realizarán tres pruebas separadas. En el primero, un muñeco que representa a un peatón de tamaño adulto ingresa al carril por el lado derecho cuando el vehículo de prueba se aproxima a 20km/h y nuevamente a 40km/h. El peatón está a medio camino entre el lado derecho y el centro del vehículo. En la segunda prueba, un maniquí más pequeño que representa a un peatón del tamaño de un niño ingresa al carril entre dos automóviles estacionados (lo que le da a los sistemas menos tiempo para reaccionar) y termina en el centro del vehículo; de nuevo, la prueba se realiza dos veces, a velocidades de 20 y 40km/h. En la tercera prueba, un peatón de tamaño adulto está en el carril, a medio camino entre el centro y el lado derecho del automóvil, que se desplaza a 40km/h y nuevamente a 60km/h.

Todas las pruebas se realizan en pavimento seco a la luz del día. Los sistemas de los vehículos se calificarán como “Básico, Avanzado o Superior, según su capacidad para evitar o mitigar un choque”, dijo el IIHS en un comunicado.

Los primeros vehículos probados serán SUV pequeños: el 2018 BMW X1, Honda CR-V, Hyundai Kona y Mazda CX-5, así como el Chevrolet Equinox 2019, Kia Sportage, Mitsubishi Outlander, Nissan Rogue, Subaru Forester, Toyota RAV4 y Volvo XC40.

El IIHS espera publicar sus resultados a fines de enero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *